16/2/15

La huella blanca - Eva B. Nieto













Irlanda celta, siglo V d. C.
Cuando Bróenán decide llevarse a Ciarán, el último niño de una tribu enemiga, quebranta con ello todas las normas humanas y divinas de su pueblo.
Este «niño robado» alcanzará la adolescencia ignorando sus oríge­ nes y esperando el momento de casarse con Olwen, su amor desde la infancia. Cuando el secreto por fin se revela, marchará al exilio como pirata y capturará al muchacho que un día será san Patricio.
En su empeño por estar juntos, sin embargo, Ciarán y Olwen desafiarán a sus tribus, sus dioses y sus desti­nos, en una aventura que los llevará hasta las islas de Arán, en los confines del mundo.
Una novela sobre el canto del cisne de un mundo an­tiguo, dominado por las diosas madres, y su difícil en­cuentro con el cristianismo y el Medievo.


La huella blanca es una novela sorprendente. No solo nos cuenta una de esas historias de amor imposible, que encuentra trabas a cada paso y que perdura en el tiempo y en los corazones de los protagonistas, además nos introduce en una parte, para muchos poco conocida, de la historia: La Irlanda celta del siglo V.


Escrito cuidadísimo repleto de figuras literarias, magníficas descripciones, constantes referencias a la época que nos hacen ser conscientes de tan solo una pequeña parte de la exhaustiva documentación que habrá tenido que llevar a cabo la autora, para ser tan rigurosa y exacta con las palabras. El libro es una buena muestra de las costumbres del tiempo que retrata y está lleno de leyendas, rituales y de elementos que te hacen vivir el momento junto con sus protagonistas.

Quizá eso es lo que ha hecho que yo no conectase con la lectura. No quiero que se me malinterprete: El texto es de una factura bellísima, pero tanta metáfora, tanto símil, tanta referencia... han hecho que la lectura me resultase lenta y me ha distraído de la historia central: La de Ciarán y Olwen.
En cualquier caso, la recomiendo. Sobre todo para todos aquellos lectores a los que les guste sumergirse en la historia de este período tan atractivo y poco conocido.





No hay comentarios:

Publicar un comentario