12/4/17

La masificación y lo efímero de ser novedad.

Vivimos mensualmente un aluvión de publicaciones, tantas que los lectores no damos abasto para confeccionar una lista decente de lecturas. Y si unes el paquete de las editoriales al gran número de novelas autopublicadas, los números dan vértigo. 

Y puede que sí, que algunos lectores piensen que ese aumento de la oferta les permite hacer una selección mejor de las lecturas, pero a mi personalmente no me convence. Ante tal maremágnum es muy fácil perderse y solo "escuchar" las voces que hacen más y más ruido: aquellos autopublicados que se lanzan a una campaña obsesiva para que compres su libro (yo a esos los desconecto, bloqueo o desactivo notificaciones, paso de estar todo el día viendo lo mismo) y de aquellas editoriales con presupuesto para enviar libros masivamente a sus blogs concertados y tener con ello reseñas (o publicidad disfrazada de reseña)  aseguradas durante los próximos dos meses. 

Eso me trae a otra pregunta: ¿Por qué de un tiempo a esta parte las editoriales se han puesto a publicar de forma indiscriminada? Solo se me ocurre una respuesta: COMPETENCIA. Si sacan más y más libros, duplican o triplican sus opciones de aparecer en las listas de venta y en publicidad hecha por blogs o por los propios autores. Y ¿en qué se traduce esto? En más presencia y probablemente en más ventas, obvio. Lo normal es que ese aumento sea proporcional a un descenso en la calidad de la oferta, a menos que contraten más gente, cosa que dudo, hay menos tiempo para seleccionar, revisar, corregir... pero ese es otro tema . 
Este sistema, el de la abundancia, está pensado para la masa, para los que quieren tener la última reseña de la escritora de moda, para los que están esperando a que salga un determinado libro, pero el lector que no vive de los cuatro autores que acaparan las ventas, el que busca y rebusca hasta encontrar aquellas lecturas que le satisfagan... ese, va loco.

Pero aún así...
 ¿Cuándo una novedad deja de ser novedad?

¿Os habéis parado a pensar lo efímero que es esto de la venta de la escritura y por qué se publica tanto?  Con suerte, un autor se pasa tres, cuatro, cinco o seis... meses para escribirlo y a veces otros tantos para corregirlo y pulirlo (los que se escriben y se publican en menos tiempo suele ser complicado considerarlos libros). Y después pasan dos meses y quedan olvidados entre la marea de novedades que continúan y continúan saliendo. Y es que solo unos pocos perviven y se mantienen publicitándose (aquí ya me refiero al boca a boca) y vendiendo. Y si los buscas en digital... pues aún, pero ¿cuántos libros que  tienen poco más de seis meses están ya fuera del mostrador de una librería? Pues yo he llegado a la conclusión (puedo estar equivocada o no) que es debido a esa masificación de la que hablaba antes. Deduzco que como el espacio en las estanterías de un comercio es limitado (eso es más que evidente) y que las novedades tienen un porcentaje de ventas (ese ansia que nos puede por lo último) más elevado, los libreros devuelven los "obsoletos" y traen lo último de lo último. Es una rueda que gira sin fin. Pero el caso es que seguro que a todos os ha pasado eso de ir a comprar una novela que lleva algo (algo) de tiempo en las tiendas y os habéis vuelto locos para encontrarla porque... ya no está. 

Vivimos la cultura de la prisa, de "lo quiero ya".
Es tremendo.

3/4/17

Rosas de otoño - Blanca Santoro.


SINOPSIS
¿Es más fuerte el amor que la muerte?
Jane Goley lo ha perdido todo en la vida y ya solo aspira a convertirse en institutriz. Y, quizá, con algo de suerte, volver a encontrarse con el misterioso hombre del cementerio. Sin embargo, tendrá que abandonar Londres y seguir a la señora Clemens, una antigua ama de llaves, hasta un remoto pueblecito del interior del país, donde oirá por primera vez el nombre de Stonegray Hall. Se trata de una vieja mansión solariega abandonada, en la que solo anidan los cuervos y las rosas que languidecen en el invernadero, como el polvo que dormita en los cuadros del vestíbulo.
O eso creía ella…

Cuando leí la sinopsis esta novela me atrajo sin remedio. En esas pocas líneas supe o creí ver, que la trama se iba a desenvolver en un ambiente oscuro, sombrío y algo siniestro y eso me sedujo. Y, no sé por qué, porque no se hace ninguna alusión a ellos, pero al leerla lo primero en que pensé fue en una tétrica y siniestra mansión invadida por fantasmas y que en el libro iba a encontrar sesiones de espiritismo y contactos con los difuntos y el más allá. 
Solo con ese avance, aunque apenas se descubre nada, acerté en la época (la segunda mitad del siglo XIX) y también, aunque de refilón, que iba a vislumbrarse la ola de espiritismo que invadió Londres durante el reinado de la reina Victoria, pero, por lo demás, no podía estar más equivocada. En esta historia no hay fantasmas, sino VAMPIROS.

Para entrar en ambiente os dejo el inicio:

Londres, Cementerio de Kensal Green, 1860.

Era un buen día para llorar a los muertos.

Con este breve pero intenso anticipo, cualquier lector al que le guste beber del suspense y de cierto toque paranormal querrá saber más. Yo al menos no conseguí resistirme (me encantan los misterios) y tan pronto como vi las primeras opiniones en Goodreads me fui derechita a comprarla. Me apeteció perderme en ese ambiente gótico del que se hablaba que, por otro lado, está recreado de maravilla. He de reconocer que acerté; me bebí la novela en día y medio y no solo porque no tenga una gran extensión, sino porque además es de esas narraciones que tienen el poder de mantenerte con la necesidad de saber qué pasará a continuación.
No quiero compartir nada de la trama, ya sabéis que siempre intento ceñirme a lo que desvela la sinopsis y aquí ya me he desmarcado diciendo que tiene un toque paranormal que va de la mano de los vampiros. Solo añadiré que aunque la autora lo ha trabajado desde el mito clásico, nos muestra a un ser que siente de forma muy humana.

Entre sus páginas hay un buen trabajo de narración. Al leer te encuentras con un vocabulario rico y extremadamente cuidado que, algunas veces, puede dar la impresión de ampuloso o sobrecargado. Pero que estos adjetivos no te engañen, el uso del lenguaje le viene al pelo, porque ese tono te mete en la atmósfera oscura y decadente de lleno y mantiene la tensión por acabar todas y cada una de las páginas.

La novela no tiene un esquema de trama Romántica pura (hablo por supuesto del género), pero ¡ojo! Esto no es una crítica, lo que intento decir es que es más una novela de ficción narrativa con toque de romance, que una novela estructurada como Romántica clásica: dos personajes que se conocen, un nudo que impide su amor y un felices para siempre. En esta historia las subtramas: la relación de la protagonista con sus familiares que a pesar de que la hayan dejado sola vuelve una y otra vez a lo largo del libro, sus aspiraciones, la aparición de secundarios que llegan para enrevesar la situación... todo eso tiene casi más peso que la trama romántica en sí, que llega al lector casi al final de la novela. Por todo eso a mi la relación entre los protagonistas se me ha quedado algo corta y me hubiera encantado encontrar un capítulo más donde se desarrollase la historia que ha nacido entre los dos.

En líneas generales me ha gustado y será a una autora a la que tendré en cuenta en un futuro porque ha sabido engancharme tanto a una época que ya está un tanto explotada, que me apetece ver cómo se desenvuelve en otras historias y otros subgéneros.




19/3/17

Luna Comanche - Catherine Anderson



ISBN: 978-84-15410-28-7
SINOPSIS
Loretta es una joven blanca que fue testigo de la masacre de su familia a manos de los indios; desde entonces tiene terror a que éstos vuelvan a interferir en su vida. Hunter es un guerrero comanche que desprecia a los blancos por la misma razón: éstos masacraron a su tribu y él fue testigo de lo ocurrido. Sin embargo una antigua profecía advierte que de su unión con una mujer de raza blanca y cabellos dorados, se marcará un nuevo destino que implica tanto a su raza como a él mismo.
Primer libro de la serie "Comanche" de Catherine Anderson.
La portada que os traigo fue la que se me descargó al comprarlo. Según los datos de la portadilla, el libro fue escrito en 1991 (al menos esa es la fecha del Copyright de la autora) y la primera edición en formato ebook data de 2012, por eso, por el tiempo que hace desde que se publicó, si buscáis encontraréis cubiertas muy diferentes. Pero aunque las portadas hayan perdido vigencia y se hayan quedado antiguas (me refiero sobre todo a las americanas), no ha ocurrido lo mismo con la historia o la narración. Los años le han sentado bien. 

El orden de la serie es: Luna Comanche, Corazón Comanche, Amor Comanche y Magia Comanche. Y sé que siempre comento lo mismo, pero a veces no es fácil encontrar estos datos; no figuran en la portada, ni en la visualización de compra del libro de la plataforma. Para no errar y enumerarlos bien he tenido que entrar al avance y leer la portadilla.


Un detalle que no puedo dejar pasar: Amor Comanche está catalogado en amazon.es como Romance contemporáneo (tirón de orejas a la editorial por haber dado mal la información del libro). En fin, sin comentarios.


Y tras todo este preámbulo informativo, que esta vez me ha parecido necesario, voy a contaros lo que para mí ha sido leer esta primera novela: Luna comanche.

Lo primero que diré es que "Luna Comanche" es una historia cruda y real, la escritora no idealiza la situación entre blancos y comanches y nos cuenta sin tapujos cómo convivían las dos razas. Por todo ello me parece que la ambientación y la documentación es fantástica, todo te envuelve y te mete de lleno en la trama, desde las descripciones de costumbres y vestimentas hasta el modo de hablar de los comanches.

Cazador... Menudo personaje masculino. Carisma, personalidad, brutalidad y ternura, guerrero feroz y marido atento. Ha sido un placer conocerle, me parece que lo han trabajado de manera muy completa: desde su forma de hablar  y sus costumbres, hasta todo lo que la profecía le plantea. Loretta, prototipo de una fémina de la época que vive en la frontera y que ha sufrido en sus carnes los encarnizados enfrentamientos entre razas y las penalidades que tenía que soportar simplemente por ser mujer (el poco valor que tenían en la sociedad). Los dos se odian por lo que han sufrido en sus vidas, pero que acabarán por comprenderse al acercarse y conocerse mejor.
Muchos secundarios, todos ellos importantes, que nos muestran de manera fiel la sociedad de aquel momento: los comancheros, la familia de ella, la tribu de Cazador... En serio, todo conforma una recreación de esa etapa histórica que es muy creíble.

Hay escenas bonitas (no quiero hacer spoiler, pero Cazador tiene unos detalles con Loretta que ya quisieran muchos), giros que sorprenden... Esta novela tiene muchas pequeñas cosas que hacen que se te haga corta su lectura. Es un inicio de saga brillante que consigue que quieras continuar conociendo lo que sucederá.

La traducción, en este caso realizada por Diana Delgado, debe haber sido complicada, sobre todo por todos los términos comanches que se incluyen en el texto, pero cuando no te chirrían las palabras y no tienes la impresión de que algo descuadra, es que está bien hecha. De nuevo, cuando no tienes nada que decir de la traducción de una novela significa que esta es buena. 
Traducción: Diana Delgado [Enlace - WEB]

Un dato curioso: compré este libro en amazon.es en una promoción de Kindle Flash, en noviembre pasado. Al ir a buscar la sinopsis para colgarla en esta entrada mi sorpresa ha sido que la novela no estaba, como ebook ha desaparecido (he llegado incluso a entrar en "mis pedidos" para comprobarlo y sí, el link está roto), así que no hay enlace ahora mismo para comprarlo en Kindle.

Una muy buena recomendación que compré gracias al blog de "Cielos de Papel". Os dejo aquí el ENLACE a un artículo muy completo que os invito a leer: "Sobre indios, libros y ecología". Fue el que me hizo empezar la saga.
Gracias, Lidia.