31/1/16

Detrás de la máscara - Adriana Rubens






Novela ganadora del VI Premio Vergara – El Rincón de la Novela Romántica

La Revolución industrial ha convertido a Londres en una ciudad de grandes desigualdades económicas y sociales. Kathleen Sweeney nació en Whitechapel, uno de los barrios más pobres. Se habría convertido en lo que muchos considerarían una “rata de alcantarilla”, si no hubiera sido por un giro inesperado del destino, que ha hecho de ella la prometida del marqués de Dunmore. Pero un nuevo imprevisto amenaza con ensombrecer su porvenir: acaba de recibir en herencia el Jardín Secreto, un exclusivo prostíbulo.
A Nicholas Richmond, marqués de Dunmore, la vida lo ha bendecido desde la cuna. Nacido en el seno de una de las familias más poderosas del país, está acostumbrado a que todo el mundo le rinda pleitesía. Se enorgullece de ser un hombre frío, que mantiene todos sus sentimientos controlados… hasta que el beso de una inocente muchacha se convierte en su obsesión y una misteriosa mujer enmascarada termina por robarle el corazón.
¿Podrá su amor vencer los prejuicios sociales y sobrevivir a los peligros que acechan desde Whitechapel?

Según el jurado del VI Premio Vergara-El Rincón de la Novela Romántica, «Detrás de la máscara nos ha cautivado por su preciosa historia de amor, por su originalidad, dinamismo y frescura, por la chispa de sus diálogos y a la vez por ser una novela romántica de las de siempre. Sus personajes, tanto los principales como los secundarios, nos han conquistado y difícilmente se borrarán de nuestra memoria.»

Al margen del aliciente de ser la novela ganadora del VI Premio Vergara, fue la sinopsis lo que  me convenció para leer esta historia: prometía un planteamiento original. ¿Una dama que hereda un burdel? Y así ha sido: una propuesta diferente. Los primeros compases consiguen pegarte a sus páginas como una lapa para seguir la trama. 

Kathleen es una protagonista convencional para la época, aunque su vida comienza en un barrio marginal ella es educada en una academia para señoritas de clase social alta con todo lo que eso conlleva. Pero las circunstancias le obligan a vivir algo que para una dama es impensable. Tras salir del internado en el que creció y obtuvo su formación, averigua que su último pariente, su tía Heather que fue quien la rescató de las calles de Whitechapel, ha muerto en extrañas circunstancias y que acaba de heredar un prostíbulo. ¿Curioso, no? Y tremendamente original. Con ese planteamiento arranca la historia y, alejándote de suntuosos salones y espléndidos bailes, te lleva por los suburbios de Londres, por las miserias de la gente sencilla y nos muestra el lado cruel del género humano. Aventuras, intriga, suspense, malentendidos... Lo tiene todo y bien hilado y llevado. Aunque hay que reconocer que sin ese inicio tan diferente la historia habría tenido un corte muy clásico.

El marqués de Dunmore es un personaje más convencional: heredero de un ducado, acostumbrado a dar órdenes y un tanto prepotente, aunque seguro de sí mismo y leal, queda un tanto eclipsado por la historia y el resto de secundarios. Con tanto peso en la trama le roban cierta presencia, pero nos hacen imaginarnos futuras novelas con ellos como protagonistas.

Muy buenas sensaciones tras su lectura y muy a tener en cuenta a esta autora. Y por supuesto me quedo esperando esa segunda historia que se queda en el aire en las últimas líneas.



Pd. Preciosa portada. Llamativa y sugerente.