22/7/15

El escolta - Amber Lake














Esta es una de esas reseñas complicadas a las que de vez en cuando tienes que enfrentarte. Y todo porque es un libro que no ha cumplido, o no ha llegado, a lo que se esperaba de él. Pero, claro, es mi criterio y no un veredicto, así que voy a intentar alejar mis sentimientos sobre el texto para deciros qué es lo que he visto en él.
Vosotros juzgaréis si os interesa o no.

SINOPSIS

La policía de Baltimore recibe la información de que una banda de delincuentes intentará secuestrar a Karla Van Deusen, hija de un rico industrial, cuando ésta regrese del Reino Unido, donde cursa sus estudios, para pasar las vacaciones junto a su familia. Alertado, el industrial decide someter a su hija a una estrecha vigilancia hasta que no exista peligro. Para ello, contrata los servicios de un renombrado profesional; James Foreman, exmilitar perteneciente a las fuerzas especiales y dueño de una empresa de seguridad, al que le pide que se encargue personalmente de custodiar a Karla, joven rebelde y alocada, a la que no ha revelado la verdadera gravedad de la amenaza. Desde el primer momento, James sospecha que el trabajo le va a resultar mucho más difícil de lo que se imaginaba y no sólo por la franca hostilidad de la joven. Karla resulta ser una espléndida belleza por la que se siente fuertemente atraído, haciendo peligrar su férreo autocontrol y su demostrada profesionalidad. Karla, que se ha visto obligada a aceptar las medidas adoptadas por su padre, se empeña en obstaculizar el trabajo del despótico jefe de seguridad, que parece dispuesto a convertirla en prisionera en su propia casa. Los roces son continuos entre ellos, principalmente porque se niega a reconocer que su atractivo carcelero consigue acelerarle los latidos del corazón.

Leí la sinopsis hace mucho y pensé que podría ser un libro de acción con algo de romance, de esos libros entretenidos que te distraen del día a día. Me gustan los libros en los que pasan cosas, con aventuras y misterio y cuando lo vi en Amazon al 50% lo compré.
Y realmente es eso: una lectura de ocio que te hace olvidarte de lo que te rodea para pasar un rato entretenido.

El estilo de la escritora es clásico. Desconozco si es una re-edición o si lo tuvo durante tiempo guardado en un cajón, pero el caso es que, aunque pulcro y cuidado, te encuentras con adjetivos que hoy por hoy, no son usuales. Recuerda, sin querer, a alguna novela de esas de las grandes de la romántica escrita hace años. Hay expresiones, palabras y giros que te hacen pensar que no es actual. También veo que hay un cierto abuso de adjetivos que aportan poco y que solo consiguen recargar el texto. No soy un experto para juzgar, pero a mi, personalmente, me resulta un tanto pesado.

He leído algunos comentarios en los que la gente ensalza los giros que va tomando la historia. A mí, no se porqué, se me ha hecho un tanto predecible. Es algo muy personal de cada lector, pero para mí, en ese sentido, no ha habido sorpresas.

Las escenas de cama son largas y muy explicitas. Entiendo que para muchas lectoras eso es un plus, para mi no y tengo que confesar, con cierta vergüenza, que me he saltado más de la mitad. 

La relación entre los personajes es, a priori, totalmente sexual. Apenas se conocen, se llevan mal y ya se derriten el uno por el otro. Están perfilados, sí, niña mimada y rica que suele hacer lo que le viene en gana, hombre maduro y seductor, frío y profesional, pero no me ha convencido su forma de ser. Sus celos infundados, su forma de pensar y comportarse no se me han hecho creíbles.

A su favor diré que se lee sin sentir y esa es una habilidad que hay que resaltar. Escribir fácil para que el lector se sumerja entre las páginas de un libro tiene mucho mérito. Es solo que quizá yo esperaba otra cosa y no la he encontrado aquí.

Me gustaría leer a esta autora en un romance histórico. Su forma de expresarse, sus giros y vocabulario tendrían más que ofrecer allí. Estoy segura.

Un apunte.
La novela es contemporánea, pero yo he añadido a la etiqueta el calificativo de erótica. Me parece más apropiado.