11/11/16

Por ti respiro - Poppy García.



SINOPSIS
No sé muy bien cómo he llegado a tener esta vida, esta imagen de mí mismo, esta imagen hacia los demás. Debe ser porque desde bien pequeño siempre se trató de agradar, por pura autodefensa y, desgraciadamente, por pueril autoestima.
Hasta que una cosa, una insignificante cosa, se convierte en todo. Pone tu vida patas arriba haciendo replantear tu existencia mientras que la vida sigue, inexorable, robándote cada minuto que necesitas desesperadamente para ir recolocando lo que aquel momento descolocó.
---------
¿Y si me dicen que todo se acabará mañana? No, imposible. Pero es trágicamente cierto. Puede que todo mañana se acabe y entonces sea demasiado tarde.
Agobiada, asustada y cansada. Esa soy yo, así estoy yo y nada va a poder cambiarlo. A no ser que decida plantarme, arrojarme al vacío y ver qué pasa.
Porque nada es lo que parece, absolutamente nada.
Nota de la autora:
Bienvenidos a Sierra Negra. «Por ti respiro» es la segunda novela de la serie aunque puede leerse perfectamente primero. Cada una de las crónicas que conforman el puzzle de Sierra Negra tienen su principio y su final, su personalidad. Si bien he escrito estas historias siguiendo un orden en mi cabeza, no tengan ningún pudor en ir leyéndolas como mejor se les antoje.
Disfruten de la lectura.

Libros de la serie siguiendo su orden de publicación:
-Diez años y diez días 
-Por ti respiro

--------------

Es complicado hacer una reseña cuando el autor te deja tan poco margen para contar. Yo siempre suelo ceñirme a las sinopsis, por aquello de no hacer spoiler, y voy a intentar ser fiel a esa máxima.
Espero conseguirlo, aunque no sea fácil.

Los que me leéis con asiduidad sabéis que la primera persona me cuesta, aunque creo que nunca os que contado por qué.
El caso es que aunque es el recurso idóneo para que una historia te entre bajo la piel, el autor no siempre lo consigue. Hay personajes que no están completos y que alejas de tu cabeza porque no los entiendes; su historia no consigue tocarte el corazón. Esa primera persona que suena antinatural y robótica es terrible, y a mi me deja fría, tanto que me saca del texto con una facilidad pasmosa y me hace empuñar el rotulador rojo.
No siempre es así, claro. Hay autores que te cogen de la mano y desde la voz de un personaje te llevan donde quieren. Pero, la verdad, no sé si es peor empatizar hasta el fondo con ellos y que sus reacciones no paren de dar vueltas en tu cabeza, porque lo que les sucede va directo a tus carnes y te afecta como nunca. 
Y diréis ¿y por qué todo este rollo? Pues porque si conocéis cómo me siento mientras leo, creo que sabré explicaros mejor como es la trama de esta historia.

No hay narrador. Después de toda esta introducción seguro que intuis que esta novela la cuentan los dos protagonistas. Todo, los espacios en los que se encuentran, las situaciones que viven, sus pensamientos... todo pasa por el filtro de sus mentes. En esta novela he sentido una lucha interna, y es que he intentado por todos los medios (aunque solo lo he conseguido a veces) no dejarme llevar, y no porque los personajes no estén bien construidos, no es eso para nada, ha sido el instinto de supervivencia: el viaje desde la mente de la protagonista es demasiado duro. Así ha sido mi lectura, intensa a veces, cuando la psique te gasta la mala pasada de ir por su cuenta, y sensata, cuando no quieres que te afecte lo que tienes ante tus ojos.

Quieres a los dos protagonistas nada más averiguas quiénes son. Yo leí la primera parte de Sierra Negra (Diez años y diez días) y en ella aparecen, así que fue conocer sus nombres y temerme lo peor. Ya en el capítulo uno me dije: eMe, esta historia te va a hacer sufrir. Y, en parte, así ha sido. 
Pero aunque la situación de la protagonista es... descarnada, siempre hay un puntito de positivismo que flota en el ambiente, a veces por ella misma, otras por los que la rodean, aunque tú sufres sin remedio porque durante todo el libro deseas que ella pueda simplemente amar, reír y soñar como cualquiera.
De él aceptas sus silencios, su coraje, sus decisiones (aunque no las entiendas),  y aunque a veces te gustaría zarandearle y pedirle más acción, entiendes que la situación le sobrepasa y hay momentos en los que tampoco tú sabrías cómo actuar.

Me choca el lenguaje utilizado y eso, seguro que es porque no vivo en la zona en la que se desarrolla la historia. Al no haber narrador omnisciente todo pasa por la voz de los personajes y ellos, además de ser gente muy cercana, hablan de una forma coloquial y un tanto especial. No es que encuentres voces que no entiendas, no es eso, simplemente causa extrañeza. Además la autora debe ser un torbellino creativo porque hay miles de referencias y analogías y muchas de ellas te hacen esbozar sonrisas, sí, a pesar de la tristeza que envuelve a veces la trama.

El título es... sencillamente precioso y ni os cuento lo emotivo que es el discurso en el que aparece. He estado tentada a citarlo, pero... si no quiero que haya spoilers es lo que hay.

Llevo leyendo a esta autora desde el principio y si pincháis aquí, veréis las reseñas de sus anteriores libros. En ellas me quejaba de la maquetación de sus otras novelas, en esta no puedo hablar de lo mismo. Erratas... alguna, repeticiones... pues también, frases con una estructura embarullada... unas pocas veces, pero nada que ver con sus anteriores libros. Este trabajo se nota mimado y querido y eso es muy de agradecer: hay evolución. Es tan importante que un autor quiera sus trabajos y que invierta tiempo en pulirlos y filtrarlos, el lector lo agradece, muchísimo.

Sé que no os he contado mucho, más bien casi nada, pero es que es de esas novelas que hay que descubrir. Es dura, como a veces es la vida misma, pero han conseguido contarnos una historia difícil sin caer en el dramatismo gratuito, sin regodearse en desgracias. Es una historia preciosa.


2 comentarios:

  1. hola,
    pues me apunto el libro para mas adelante porque creo que me va a gustar, gracias por la reseña

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Serena.
      Si al final te decides, ya me contarás!
      Besos.

      Eliminar