6/5/16

El juego de la inocencia - Marisa Sicilia












SINOPSIS

Sensual, erótica y elegante, El juego de la inocencia transcurre en la Francia de finales del siglo XVIII, justo en vísperas de un acontecimiento histórico crucial, en una época conocida por la falta de moralidad de las costumbres y por las muchas desigualdades sociales.
Louis de Argenteuil, joven ocioso y libertino, ve amenazada la comodidad de su vida cuando su tío Eustache, harto de su desidia y ante su inminente nuevo matrimonio, decide retirarle su ayuda económica.
Louis tendrá ocasión de desquitarse seduciendo a Hélene Villiers, la futura esposa de Eustache. Una muchacha sencilla e inocente, recién salida de un convento, a quien enseñará toda clase de juegos carnales, siempre dejando intacta su virginidad.
Resguardar la virtud de Hélene supondrá todo un desafío para Louis, un descubrimiento para Hélene y una sorpresa para ambos. 

En realidad esto ha sido una relectura. Este libro se publicó en 2014 bajo el sello de la Selección RNR (B de Books) en formato digital y yo lo leí al poco de salir al mercado. No es por nada, pero la época en la que transcurre la historia me fascina. Ahora, en 2016, ha sido publicado en papel por B de Bolsillo y al verlo no pude reprimir el comprarlo. Leo mucho en digital, pero, aunque cada vez me da más pereza, me sigue encantando el papel. 
Es gracioso, como he dicho, lo compré en papel, pero he vuelto a leerlo en el Kindle.

De esta historia he encontrado (en estos dos años) reseñas y comentarios muy dispares, aunque la mayoría de ellos nacen del protagonista masculino: Louis d´Argenteuil, Vizconde de Tremaine. Y es que Louis... De él se han dicho tantas y tantas cosas.
Los personajes de Marisa Sicilia no son perfectos. Son capaces de llevar hasta el límite sus pasiones, sus bajezas, sus defectos y virtudes, y tienen la capacidad de poner el corazón en cada uno de sus diálogos, en cada uno de sus pensamientos. Son ante todo: humanos. Y el vizconde de Tremaine no podía ser menos.

Creo que para entenderle hay que retroceder en el tiempo, colocarse una peluca, enfundarse un apretado corsé y disfrutar de la vida licenciosa, los privilegios y los politiqueos de la aristocracia francesa de aquellos años. Si el lector no es capaz de lidiar con todo eso, es muy posible que solo vea a Louis como una persona egocéntrica y egoísta y no como un hijo de su tiempo y de su estatus social.
La historia comienza con un personaje ciego ante el mundo que le rodea. Un joven que solo ve aquello que quiere ver y que, a su modo, lucha por mantenerlo. Louis está acostumbrado al lujo, a no preocuparse de nada, a vivir para disfrutar, y, solo cuando es consciente de que va a perder los medios para mantener su forma de vida, es cuando comienza a despertar. Su reacción, esa venganza planeada contra su tío, es fruto de todo aquello a lo que está acostumbrado: las insidias, los trapicheos y las intrigas de la corte francesa. 
Y ahí es donde viene el mucho mérito que tiene esta novela... Convertir a Louis en alguien digno del amor de Hélène.
La joven e ingenua Hélène... Otro personaje al que hay que entender bajo el prisma de la época y el rango social. Una mujer que no ha visto nada del mundo y que de repente queda "deslumbrada" bajo el sol que para ella es Louis.
Imaginadlo por un momento. Pensad en lo que os sucedería a vosotros, si de golpe y porrazo entrase en vuestra vida... No sé, Brad Pitt, Jude Law o Michael Fassbender (o realmente quién tú quieras). ¿Lo habéis imaginado? ¿Sí?  Pues es justo lo que a Hélène le pasa con Louis: fascinación. Solo que con unos siglos de adelanto y recién salida de un convento (en el día de hoy jugamos con mucha ventaja).

En fin... Cuando releo a esta mujer y dejo a un lado el ansia lectora, ese querer saber de la "primera vez" al que te enfrentas cuando una novela es nueva, es cuando disfruto de verdad con sus palabras. Esas tan precisas y tan bien escogidas que ambientan con detalle, intimidad y elegancia incluso en escenas un tanto sórdidas. Creo que se nota que he vuelto a disfrutar de la campiña de Tours y de la forma en la que Louis acaba por descubrir que ama a Hélène.

No busquéis una novela romántica al uso, porque, desde luego, este "Juego de la inocencia" no lo es.


4 comentarios:

  1. Gracias también por aquí, eMe. Es un lujo que habiendo tantas cosas por leer hayas querido releer a Louis y Hélène. Me hace muy feliz que compartamos el amor por la época y me siento muy afortunada por todo el cariño que le dedicas a mis palabras, por más que en esta ocasión siento que se quedan muy cortas. ¡Muchas, muchas gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un placer leerte y releerte. Consigues que el lector no sea un simple espectador, sino que vea la historia desde dentro.
      Las gracias para ti y, sobre todo, continúa escribiendo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola eMe!!
    Lo tengo pendiente de leer todavía, y eso que lo tengo en el kindle desde que salió a la venta en Amazon O.o
    Pero como lo compré el otro día y además lo tengo firmado por Marisa, aprovecharé y lo leeré en papel, que me gusta más!
    Gracias por la reseña guapa, feliz semana <33

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué envidia me das! Firmado por la autora... :/
      Jajaja, algún día quizá puede que yo lo tenga también.
      Espero que te guste, ya me contarás.
      Besos!!

      Eliminar