2/5/16

Manifiesto. Por una novela romántica de calidad.

A la hora de delimitar aquello que queremos para el futuro del género romántico pueden surgir distintas opiniones, pero hay algo en lo que casi todos estamos de acuerdo y es que no queremos más, queremos "mejor". 

Los lectores de romántica estamos cansados de escuchar a quienes acusan nuestras lecturas de tener baja calidad, de que se le llame de forma despectiva "novela rosa" o literatura para mujeres, y de que el género en general sea considerado por muchos como de "segunda". Pero aunque resulta cansino escuchar todo esto, tenemos que ser conscientes de que, en parte, tienen razón. Muchas novelas se publican sin cumplir unos mínimos de calidad (algunas no deberían llamarse siquiera novelas), sin pasar unos filtros de corrección, con portadas vejatorias y con historias tóxicas que defienden un machismo que deberíamos haber dado hace mucho tiempo por obsoleto.
Y lo peor es que... No es solo eso.
Lo peor es que desde dentro ciertos grupos de lectura, espacios web, editores y autores, se promociona y aplaude todo ello con un fervor que, visto desde fuera, fuerza a pensar que todo pasa por el mismo rasero. No señores, no es lo mismo "Apareada por el semental" (título verídico) que la novela que este año ha ganado el Premio Titania (por ejemplo). Y tampoco es lo mismo un blog que tenga cierto rigor en sus comentarios, aunque sea amateur, que otro que puntúe sus lecturas con penes, o con modelos musculosos.
Cómo odio el pan y circo en el que a veces se convierte todo esto. Esa imagen grotesca de que las lectoras de romántica vivimos en una perpetua despedida de soltera. En fin.

Nadie es perfecto. A mi, al menos, me queda mucho por aprender. Pero desde aquí manifiesto que, en la medida de mis posibilidades, haré lo que esté en mi mano por promover una literatura romántica de calidad, razonaré mis críticas con seriedad, denunciaré el machismo y las relaciones tóxicas, escribiré poniendo atención en la forma y no solo en el contenido, y me esforzaré por conseguir que este mundillo crezca y mejore. Porque quiero que, aunque sea complicado ya que falta mucho camino por andar, en un futuro no tenga que esconderme y pueda decir con orgullo que leo Romántica porque disfruto con sus historias: Chick-lit, histórica, paranormal o lo que sea.

Así que... Sí. Si todos ponemos de nuestra parte sucederá. Porque considero necesaria una mejora en la profesionalidad del sector (cuidemos esas traducciones y correcciones, por favor); porque creo que se deben promover y publicitar aquellos blogs que comentan con rigor en lugar de los que recurren al elogio y al comentario vacío; porque me gustaría que las editoriales mirasen mejor a quién reparten las novedades para reseñar porque en algunos casos... Tela, y porque yo, como tú, quiero una novela romántica de calidad, que se vaya alejando de las mil y una historias repetidas llenas de clichés, que saben a más de lo mismo, de la prosa excesivamente almibarada, o del ahora tan de moda lenguaje soez (y, a veces, pornográfico) y del héroe fortachón sin camisa que somete sin prejuicios a la, todavía, heroína sumisa. 

En fin... (segundo suspiro). Que no me lo tengáis en cuenta, que quizá hoy estoy pejiguera de más.